logo
Un mundo (de falacias) en un tweet: falacias del presidente
Por la Penúltima Verdad
Con la colaboración de Andrés Felipe Isaza, estudiante del colegio San Luis Gonzaga de Manizales

Como respuesta a las acusaciones de varios sectores (principalmente el uribismo), el presidente Juan Manuel Santos escribió lo siguiente en su cuenta de Twitter (en marzo de 2016):

 

 

Ejecutivo no conspira ni con Cortes ni con Fiscalía. Poner en duda la Justicia no hace daño al Gobierno ¡Hace daño al país e instituciones!

 

 

Vamos a analizar esta declaración como si fuera el resumen de un argumento (porque no sobra recordar que no hay una única manera de interpretar una declaración. Así, si no se interpreta el tuit del presidente Santos como si fuera la expresión condensada de un argumento, entonces nuestro análisis no se aplica.) Al responder de esta manera a la acusación de que su gobierno está dirigiendo una persecución contra ciertos sectores de la oposición, el presidente podría estar apelando a varias falacias.

La conclusión del argumento del presidente es:

[El] Ejecutivo no conspira ni con Cortes ni con Fiscalía.

Las razones que aduce son:

1) Poner en duda la Justicia no hace daño al Gobierno.

2) Poner en duda la Justicia (...) ¡Hace daño al país e instituciones!

Cada una de estas razones constituye una falacia en este contexto. En la primera, en lugar de contestar a la acusación, se cuestionan los motivos del acusador (falacia de atacar los motivos). Puede ser que en este caso los motivos de quienes señalan al gobierno sean en realidad hacerle daño a éste, y aun así las acusaciones pueden ser verdaderas. Como ocurre casi siempre en las falacias, las razones aducidas por el sofista son lógicamente irrelevantes para la conclusión que desea apoyar.

Éste es un caso interesante porque muestra algo que ya habíamos señalado, a saber: que una falacia suele ser respondida con otra. En este caso, la réplica de Juan Manuel Santos es una reacción a las afirmaciones de algunos senadores del partido Centro Democrático, quienes buscaban defender a un acusado, no mostrando que el individuo es inocente, sino acusando a su vez al gobierno (con lo que cometieron la falacia de atacar los motivos y, además, la de tu quoque o tú también). 

La razón 2) del tweet del actual presidente, por su parte, se da como un motivo para no poner en duda a la Justicia, en vez de dirigirse a las dudas directamente. El presidente sugiere que cuestionar a la justicia causa daños en el país, por lo tanto dichas dudas no deberían plantearse. Esta línea de razonamiento sigue la estructura del Argumentum ad baculum, falacia dada, por ejemplo, cuando se argumenta a favor de la existencia de Dios apelando a lo angustiante que sería una vida sin sentido. Angustiante o no, el argumento no refuta la afirmación de que no existe Dios. Con una estructura similar se busca invalidar las acusaciones al gobierno, expresando que le hacen daño al país, refiriéndose a las posibles consecuencias catastróficas de las acusaciones; lo cual, obviamente, no invalida dichas acusaciones.



comments powered by Disqus